universo del Urban Screens

El universo del Urban Screens que las nuevas tecnologías han hecho posible es en pleno siglo veintiuno una nueva forma para hacer llegar mensajes a los ciudadanos que pueblan los núcleos urbanos de todo el mundo. El efecto del Urban Screens podrá disfrutarse en muy diferentes espacios, en los edificios que disponen de una altura importante o de una fachada propicia para acoger una pantalla, los estadios de fútbol o demás pabellones que auspician eventos deportivos, los parques públicos, los campus universitarios o los centros de estudios de diversa índole, las plazas concéntricas…

usccAunque estas pantallas urbanas tuvieron una manifestación importante en el siglo pasado, ha sido la eclosión de las nuevas tecnologías de la última década la que acabado de consolidarlas. Poco a poco irán desapareciendo esos carteles rudimentarios que servían para orientar al peatón, al conductor de vehículo a motor y al ciclista, o que informaban sobre acontecimientos muy concretos de la vida de la ciudad.

Son precisamente los avances electrónicos y tecnológicos que van produciéndose día a día los que favorecen que estas pantallas gocen de un brillo, de una luminosidad, de una nitidez y de una resolución geniales.

Además, otro factor que entra en juego gracias al Urban Screens es el de las emociones. Y es que cada color, cada tono de luz, cada matiz estético del mensaje que nos dé influirán directamente en el estado de ánimo y en la predisposición del individuo. De forma lógica y peligrosa, este nuevo escenario puede ser canalizado, como suele ocurrir siempre, por quien tiene el dinero, es decir, por las grandes empresas multinacionales y por los grandes bancos; una nueva vía de manipulación y de seducción del mal se abre con el Urban Screens, lo que dibuja la cara oscura de algo a priori maravilloso. El uso razonable y la mesura serán los mejores aliados del Urban Screens.