Una forma indirecta de comunicacion

Estamos acostumbrados a relacionar pantallas urbanas con los enormes edificios de Nueva York, sin embargo también hay otros lugares en los que se utilizan estas pantallas como forma de comunicación audiovisual, como parques, puentes, rascacielos, campos de fútbol…etc.

Una de las grandes ventajas de estas pantallas es su forma indirecta de comunicación, el espectador está recibiendo continuamente mensajes subliminales sin apenas darse cuenta, no es como cuando estás viendo una película y de repente ponen anuncios, puede que en ese momento hagas zapping o directamente te levantes a hacer otra cosa durante esa pausa publicitaria, sin embargo esto no ocurre con las pantallas urbanas, el que va paseando o circulando por la ciudad está viendo una combinación de luz y color que recibe de forma subconsciente pero sin embargo el usuario lo está recibiendo y se está almacenando en su cerebro, se trata de una técnica para impulsar al consumidor a comprar un determinado producto o una entrada de un concierto, evento, incluso también se utiliza mucho en campañas electorales. El usuario de cerrajeros economicos Cadiz está recibiendo una información oculta intencionadamente. También es importante que estén situadas en zonas estratégicas de mucho tránsito ya que tienen que ser explotadas al máximo de forma eficiente debido a su alto coste.

Sin embargo no son todo ventajas, una pantalla urbana está formada por millones de bombillas led, esto supone un elevado consumo de electricidad y energía, sumándole el hándicap de que este tipo de pantallas sólo puede funcionar de noche, pues no tiene sentido utilizarlas de día ya que el mensaje tiene que ser transmitido por un conjunto visual mezcla de luces, colores y sonidos para que llame la atención al ojo humano. A pesar de estas desventajas cada día se utilizan más este tipo de pantallas como forma de comunicación con el usuario.