Urban Screens, un novedoso adelanto

El Urban Screens es sin duda un novedoso adelanto de la tecnología, por lo que su implementación y su expansión podrán cambiar los cimientos del ordenamiento urbano menos elemental tal y como lo conocemos.

En el desarrollo de este nuevo escenario y de que las pantallas proliferen de una forma práctica y estética en las ciudades tiene buena culpa Mirjam Struppek, que es la presidenta de la asociación internacional de Urban Screens. Struppek ha trabajado duro en campos como el diseño, el urbanismo y la consultoría, disciplinas que se unieron en el cerebro de esta mujer para dar paso al Urban Screens.

La ambición de Struppek es que el Urban Screens vaya mucho más allá de ser un mero elemento informativo o vertebrador de la población urbana. Para ella, el Urban Screens tiene que aspirar a convertirse en un arte por méritos propios, a exprimir las virtudes del color y las facilidades que las nuevas tecnologías ofrecen a todo tipo de creadores.

Por tanto, para dar ejemplo, que cosa mejor que empezar a poner en práctica lo que se predica. Struppek ha visitado numerosos lugares del mundo para mostrar cómo el Urban Screens puede apelar a los sentimientos, puede ser plataforma para el ingenio y el arte, puede acompañar espectáculos y eventos de la más elevada exigencia estética y puede mejorar la vida de la población de las ciudades.

Así, Struppek ha recibido multitud de contratas para llevar su arte hasta diversas latitudes del planeta. Las pantallas LED y LCD y los equipos de plasmas audiovisuales logran realizar sus funciones al aire libre, por lo que logran captar la atención de los caminantes urbanos.

Llegados a este punto, Mirjan Struppek debe servir a esta nueva disciplina como inspiración; ella es la pionera, pero, sin duda, el recorrido del Urban Screens debe ser mucho mayor. Por delante quedan numerosos retos, como, por ejemplo, ver qué zonas y espacios se prestan a acogerlo, que subvenciones públicas y privadas reciben, cómo algunas empresas se beneficiarán directamente de sus virtudes, etcétera.