Urban Screens, un nuevo concepto de visión

Cada día la tecnología nos trae novedosos inventos para el bien social. Desde mediados del 2005 un grupo de profesionales, con sede en, Berlín, Alemania tomaron la iniciativa de englobar ramas como la arquitectura, la música, el teatro, la cultura, el teatro virtual y la multimedia, para crear unas pantallas urbanas como su nombre lo indica. De momentos son muy populares en gran parte de Europa y que no solo están entre nosotros como un producto publicitario, sino como la identificación de lo que somos, seres humanos evolutivos cada día.

usccEstas pantallas colocadas en cualquier posición y sobre todo con multitud de colores son el atractivo turístico de partes del continente Europeo hoy en día. Sus ubicaciones, por lo general suelen ser sitios muy visitados por turistas como plazas, universidades, construcciones antiguas que cobran vida haciendo referencia a la cultura y vida del lugar.

Más que un lujo estas prácticas pantallas identifican y fomentan las condiciones de vida y amplían el conocimiento general de cualquier localidad. Entre otras funciones se les puede usar con fines publicitarios como las instaladas a las entradas de estadios de futbol o por ejemplo un edificio de un banco donde las imágenes sean deportivas y monetarias respectivamente.
El arte, la música y la pintura están bien combinadas para dar luz, color e identificar razas y gustos en diferentes temáticas a nivel mundial. Ya muchos países están usando estas novedosas pantallas, no solo en el interior de Europa, ya esta tecnología está siendo usada en china y parte de Norteamérica.

Los atractivos colores y definición en movimiento ofrecen un campo visual excepcional en alta definición, que pasean al espectador por las diferentes sensaciones de la localidad como el teatro, la música, la gastronomía y mucho más.

Sin duda alguna estas nuevas pantallas son el deleite para compartir al mundo nuestras distintas formas de vida y fomentar nuestras características como seres humanos y conocernos aún más.

Estas son las ciudades donde más puedes disfrutar del arte urbano

A medida que se va viajando por el mundo, se le da mayor atención a las variedades de arquitecturas y estilos de vida, aunque no se habla tanto sobre la variedad del arte urbano en cada ciudad, lo que significa, qué representa y qué importancia le dan los locales a esto. Por eso, aquí hay algunas ciudades donde no te puedes perder del arte urbano:

 

  • Los Angeles, California (USA): Esta soleada ciudad tiene arte urbano por doquier, y de distintas tendencias, desde grafitis eclécticos hasta murales vintage, desde que se levantó la prohibición de murales en espacios públicos, la ciudad tomó un respiro y ahora se ve más colorida que nunca con su gran variedad de arte callejero, que van acorde a la gran variedad de sitios de la ciudad en términos de comida, modas, tecnología y, por supuesto, arte.
  • Rio de Janeiro: Esta ciudad es famosa por ser colorida de por sí, pero además su rica variedad de arte urbano le da otra capa que vale la pena visitar de por sí, con murales tan llenos de color como su gente, dando la impresión de que las personas se vistieran para combinar con los colores de su arte urbano. Brasil tiene arte urbano regado por todo su extenso territorio, pero Rio se roba el show.
  • Berlín: Berlin es una de las capitales europeas del arte urbano, y como buena ciudad alemana, ha habido un nivel de organización impresionante para exhibir toda clase de obras de arte en las calles. La famosa East Side Gallery tiene más de cien obras de distintos artistas, y además, hay guías que conocen muy bien a las personas involucradas con el arte callejero de Berlín y tendrán una historia o dos para contarte mientas aprecias las obras.
  • Nueva York: Es la cuna del hip-hop, género musical estrechamente relacionado al grafiti, aunque durante los últimos años se ha diversificado culturalmente, lo cual significa mayor variedad en lo que veremos pintado en los muros de la ciudad.
  • Barcelona: Barcelona, como ciudad emblemática para el arte, no puede fallar en el rubro urbano. Aquí veremos arte políticamente cargada, al estilo de artistas como Banksy, y existe la tendencia de pintar sobre persianas metálicas, así que en la madrugada es ideal salir de paseo a apreciar a Barcelona como galería urbana.

En fachadas de todo el mundo hay arte callejero made in Italy

El arte no se limita al sitio donde se puede plasmar. Millo, un artista callejero proveniente de Italia ha decorado ciudades de alrededor del planeta a su gusto, pintando obras de naturaleza monocromática, utilizando color solo para determinados detalles donde sea necesario, manteniendo una temática de arquitectura en sus obras, ya que es un arquitecto profesional, recreando personajes que se desplazan en ambientes urbanos de alta densidad. Por lo general, las estructuras que pinta están compuestas de hormigón, logrando dar uniformidad con toques de humor e introspección, y haciendo parecer que cada personaje forma parte de un mismo universo creado por el artista.

Su nombre completo es Camillo Francesco Giorgino, pero lo acorta a Millo como nombre artístico, fue el ganador de B.Art en el 2014, un concurso realizado en Italia que incentiva la regeneración de los espacios urbanos y de otros aspectos económicos, sociales y culturales en la ciudad de Turín, Millo se llevó el primer lugar al hacer su arte en 13 locaciones distintas de la ciudad transalpina.

Desde pequeño descubrió su pasión por el dibujo, diciendo en una entrevista que “comenzó como pasatiempo, pasó a ser una pasión, y en cierto punto de mi vida se colocó por encima de todo lo demás y se me hizo imposible ignorarlo”, también que se siente orgulloso e inspirado por lograr que la alcaldía de Turín confiara en el para rejuvenecer a la ciudad con su arte, que fueron una gran experiencia los días y días de trabajo en el que las personas se detenían a mirar su labor, y que la Barriera es un sitio verdaderamente inspirador para cualquier artista.

El artista ya ha logrado dejar su minimalista huella en ciudades como Florencia, Chicago, Londres, Rio de Janeiro y Paris. Ahora son muchas las ciudades que esperan la visita de Millo para ser embellecidas con su arte urbano. Ha participado en festivales de arte urbano como Heerden Murals en Holanda, Muraliza de Portugal y Urban Myths en Bielorrusia.

En Cáceres se condenó a 8 años de inhabilitación política a su ex alcaldesa por el caso de Urban Screens

Carmen Heras, ex alcaldesa de la ciudad de Cáceres y cara principal del PSOE en Extremadura, fue sentenciada a ocho años en condiciones de inhabilitación para cualquier cargo público, a causa de una decisión arbitraria al designar a Avivart como organizadora del evento Urban Screens del 2010, que fue con motivos de candidatura de Cáceres a la capitalidad cultural del continente, el evento estaba compuesto por espectáculos de luces, música y sonidos proyectados sobre fachadas de edificios representativos de Cáceres.

La alcaldía pagó un monto de 81.370 Euros a Avivart, divididos entre cuatro facturas, a pesar de que en ningún momento se llevó a cabo algún concurso publicitado, según dicta la ley referente a los contratos públicos, que estipula quesi el monto del financiamiento supera los 18.000 euros, un concurso de carácter público que incluya publicidad debe ser realizado para designar a quien recibirá el financiamiento para llevar el proyecto a cabo. No solo la ex alcaldesa Hera fue condenada, también Víctor Tabares y Francisco Torres, ambos concejales durante la gestión de Heras y pertenecientes al área de innovación y turismo respectivamente, fueron calificados como coautores del delito, ya que el fallo dictaminó que habían comprometido fondos públicos sin llevar a cabo los procedimientos administrativos competentes y además sin tener la disponibilidad a nivel de presupuesto. Cabe destacar que las facturas a nombre de la empresa fueron pagadas el último día de gestión de Heras como alcaldesa, ya que había perdido en las elecciones del año 2011.

Todo esto generó una cantidad de sospechas digna de realizar una investigación en la cual se descubrió que los tres involucrados en el delito firmaron las cuatro facturas, una de 47.782 Euros, firmada por Heras, dos de 11.994, firmadas por Tabares ambas, y una de 9.600, firmada por Torres. La sentencia indicó que los hechos daban a entender la existencia de una posibilidad de que hubiese algún interés oculto al designar a Avivart de manera arbitraria como empresa organizadora de Urban Screens.

En 2010 se vio en España un gran festival de Urban Screens

Desde el 8 de octubre del 2010 hasta el 10 de octubre del mismo año se llevó a cabo Urban Screens en Cáceres, un festival audiovisual que es único en su naturaleza en todo el país, convirtiendo fachadas de edificios en pantallas donde se plasman diverso contenido multimedia con efectos especiales, haciendo una experiencia única que ya 80.000 personas disfrutaron el año anterior.

Se realizaron 16 instalaciones de carácter audiovisual que fueron diseñadas por artistas de Extremadura, aunque también se incluyeron de otras regiones del país como Madrid, Murcia, Barcelona y Alicante, e incluso algunas presentaciones de artistas de afuera de España desde sitios como Londres, Dublín, Fráncfort y Nueva York.

Paco Mediero fue el productor encargado de desgranar los 16 proyectos audiovisuales que conforman el evento y que recorrerían la ciudad entera, inaugurándose con una silent disco, una discoteca silenciosa dirigida al público más joven, al aire libre.

El Paseo de Cánovas y el de Calvo Sotelo, La Casa de los cerrajeros Bilbao, la sede de Servicios Múltiples, la Iglesia San Juan y la Concatedral Santa María son algunas de las localidades donde se hicieron las proyecciones de las iniciativas de los artistas, todos con perspectivas distintas, asombrando a todos los que lograron ver la ciudad decorada con luces y música de manera única y moderna.

Participaron empresas de gran renombre como Yamaha y Philips de España, aportando tecnología de vanguardia en el área de proyección, música y sonido para lograr que los artistas plasmaran sus ideas tal y como las imaginaron en las paredes de Cáceres, y también para proyectar luces que guiaran a las personas interesadas a través del recorrido que el evento había desplegado.

A pesar de una reducción de 35% en el presupuesto para el evento, Urban Screens fue un auténtico éxito, maravillando a locales y turistas con sus originales presentaciones, se prevé que el evento se haga una constante durante cada octubre, añadiendo un especial motivo para visitar Cáceres durante la época.

Urban Screens, un novedoso adelanto

El Urban Screens es sin duda un novedoso adelanto de la tecnología, por lo que su implementación y su expansión podrán cambiar los cimientos del ordenamiento urbano menos elemental tal y como lo conocemos.

En el desarrollo de este nuevo escenario y de que las pantallas proliferen de una forma práctica y estética en las ciudades tiene buena culpa Mirjam Struppek, que es la presidenta de la asociación internacional de Urban Screens. Struppek ha trabajado duro en campos como el diseño, el urbanismo y la consultoría, disciplinas que se unieron en el cerebro de esta mujer para dar paso al Urban Screens.

La ambición de Struppek es que el Urban Screens vaya mucho más allá de ser un mero elemento informativo o vertebrador de la población urbana. Para ella, el Urban Screens tiene que aspirar a convertirse en un arte por méritos propios, a exprimir las virtudes del color y las facilidades que las nuevas tecnologías ofrecen a todo tipo de creadores.

Por tanto, para dar ejemplo, que cosa mejor que empezar a poner en práctica lo que se predica. Struppek ha visitado numerosos lugares del mundo para mostrar cómo el Urban Screens puede apelar a los sentimientos, puede ser plataforma para el ingenio y el arte, puede acompañar espectáculos y eventos de la más elevada exigencia estética y puede mejorar la vida de la población de las ciudades.

Así, Struppek ha recibido multitud de contratas para llevar su arte hasta diversas latitudes del planeta. Las pantallas LED y LCD y los equipos de plasmas audiovisuales logran realizar sus funciones al aire libre, por lo que logran captar la atención de los caminantes urbanos.

Llegados a este punto, Mirjan Struppek debe servir a esta nueva disciplina como inspiración; ella es la pionera, pero, sin duda, el recorrido del Urban Screens debe ser mucho mayor. Por delante quedan numerosos retos, como, por ejemplo, ver qué zonas y espacios se prestan a acogerlo, que subvenciones públicas y privadas reciben, cómo algunas empresas se beneficiarán directamente de sus virtudes, etcétera.

universo del Urban Screens

El universo del Urban Screens que las nuevas tecnologías han hecho posible es en pleno siglo veintiuno una nueva forma para hacer llegar mensajes a los ciudadanos que pueblan los núcleos urbanos de todo el mundo. El efecto del Urban Screens podrá disfrutarse en muy diferentes espacios, en los edificios que disponen de una altura importante o de una fachada propicia para acoger una pantalla, los estadios de fútbol o demás pabellones que auspician eventos deportivos, los parques públicos, los campus universitarios o los centros de estudios de diversa índole, las plazas concéntricas…

usccAunque estas pantallas urbanas tuvieron una manifestación importante en el siglo pasado, ha sido la eclosión de las nuevas tecnologías de la última década la que acabado de consolidarlas. Poco a poco irán desapareciendo esos carteles rudimentarios que servían para orientar al peatón, al conductor de vehículo a motor y al ciclista, o que informaban sobre acontecimientos muy concretos de la vida de la ciudad.

Son precisamente los avances electrónicos y tecnológicos que van produciéndose día a día los que favorecen que estas pantallas gocen de un brillo, de una luminosidad, de una nitidez y de una resolución geniales.

Además, otro factor que entra en juego gracias al Urban Screens es el de las emociones. Y es que cada color, cada tono de luz, cada matiz estético del mensaje que nos dé influirán directamente en el estado de ánimo y en la predisposición del individuo. De forma lógica y peligrosa, este nuevo escenario puede ser canalizado, como suele ocurrir siempre, por quien tiene el dinero, es decir, por las grandes empresas multinacionales y por los grandes bancos; una nueva vía de manipulación y de seducción del mal se abre con el Urban Screens, lo que dibuja la cara oscura de algo a priori maravilloso. El uso razonable y la mesura serán los mejores aliados del Urban Screens.

El cambio de nuestras ciudades

El ritmo vertiginoso con el que estos tiempos están cambiando hace que el aspecto de nuestras ciudades también cambie. Atrás han quedado esas pantallas urbanas que en las ciudades sólo servían para ofrecer publicidad institucional o privada, para informar acerca del estado del tráfico y de las carreteras de acceso al núcleo urbano o para dar constancia del estado en el que se encontraban los niveles de contaminación medioambiental del lugar.

Ahora el concepto nuevo de Urban Screens ha revolucionado todo lo que conocíamos hasta ahora. Es el turno de que las pantallas LED, las pantallas LCD y los plasmas de muy diversos tamaños y extensiones se encargan de acaparar los focos y las luces, nunca mejor dicho.


La tecnología más moderna toma ahora el control de las pantallas urbana mediante el Urban Screens. Se abre aquí una vía que habrá que tener muy en cuenta a partir de ahora, pues estas pantallas pueden ser un nuevo instrumento de información masiva. Los edificios urbanos, ya sea en las fachadas que dispongan de mayor holgura y espacio para albergar pantallas o en la parte alta de sus construcciones, se convierten en los anfitriones para el desarrollo del Urban Screens.

No sólo habrá mensajes promocionales o informativos en esta nueva manifestación comunicativa, sino retransmisiones de eventos en directo, cobertura de eventos de interés general, combinaciones de colores, programaciones artísticas basados en la distinta fuerza con que las luces aparezcan, etcétera. La luminosidad que la arquitectura del Urban Screens puede proporcionar tanto a esos edificios como a las ciudades abre un nuevo escenario en el que la estética urbana pasa a depender de la tecnología, y no del simple cuidado de jardines, fachadas y calles, ni de la limpieza de los espacios públicos. La belleza de la ciudad puede refugiarse ahora en cómo los colores brillan y lucen a través de las pantallas.

Una forma indirecta de comunicacion

Estamos acostumbrados a relacionar pantallas urbanas con los enormes edificios de Nueva York, sin embargo también hay otros lugares en los que se utilizan estas pantallas como forma de comunicación audiovisual, como parques, puentes, rascacielos, campos de fútbol…etc.

Una de las grandes ventajas de estas pantallas es su forma indirecta de comunicación, el espectador está recibiendo continuamente mensajes subliminales sin apenas darse cuenta, no es como cuando estás viendo una película y de repente ponen anuncios, puede que en ese momento hagas zapping o directamente te levantes a hacer otra cosa durante esa pausa publicitaria, sin embargo esto no ocurre con las pantallas urbanas, el que va paseando o circulando por la ciudad está viendo una combinación de luz y color que recibe de forma subconsciente pero sin embargo el usuario lo está recibiendo y se está almacenando en su cerebro, se trata de una técnica para impulsar al consumidor a comprar un determinado producto o una entrada de un concierto, evento, incluso también se utiliza mucho en campañas electorales. El usuario de cerrajeros Cadiz está recibiendo una información oculta intencionadamente. También es importante que estén situadas en zonas estratégicas de mucho tránsito ya que tienen que ser explotadas al máximo de forma eficiente debido a su alto coste.

Sin embargo no son todo ventajas, una pantalla urbana está formada por millones de bombillas led, esto supone un elevado consumo de electricidad y energía, sumándole el hándicap de que este tipo de pantallas sólo puede funcionar de noche, pues no tiene sentido utilizarlas de día ya que el mensaje tiene que ser transmitido por un conjunto visual mezcla de luces, colores y sonidos para que llame la atención al ojo humano. A pesar de estas desventajas cada día se utilizan más este tipo de pantallas como forma de comunicación con el usuario.

Inclusión del Urban Screens

Los tiempos cambian y la configuración de las ciudades y de los espacios públicos va poco a poco adaptándose a tantas inflexiones, como deja de manifiesto la inclusión del Urban Screens en la vida diaria de los ciudadanos. Los inventos están a la orden del día y las nuevas tecnologías parecen haberse apoderado de todo cuanto nos rodea.

Si hablamos de Urban Screens, debemos ser cautos e ir a los orígenes de esta manifestación, que no es sólo artística o publicitaria, sino musical, teatral, arquitectónica, cultural, virtual o multimedia.

Ya desde hace bastantes décadas, la cultura del Urban Screens había vivido una especie de preludio en ciudades como Nueva York o Tokio. Para el recuerdo queda aquella maravillosa película dirigida por Sofía Coppola, ‘Lost in Translation’, donde las pantallas luminosas y los múltiples mensajes e informaciones acompañan a los paseantes de Tokio y, en este caso, a los personajes interpretados por Bill Murray y Scarlett Johansson. También la mítica avenida de Broadway en Nueva York, situada junto a la archiconocida Quinta Avenida, ha podido hacer gala durante décadas de una impactante y bella antesala de lo que en estos días conocemos como Urban Streets.

No obstante, el Urban Screen es una nueva idea de visión. Este concepto abarca las pantallas que encontramos en las ciudades que son LED, LCD o plasmas de dimensiones considerables. El Urban Screens suele oscilar entre el pragmatismo más frío y el arte más emotivo, que se produce cuando los colores se combinan de forma armónica y dan lugar a un efecto visual que logra conmover a quien lo contempla. Por tanto, al referirnos a estas pantallas, debemos tener en cuenta su componente artístico y estético, pero también su componente funcional y práctico, ya que a veces el arte queda en un segundo plano y cede el protagonismo a un determinado mensaje o a una promoción concreta.

Perfeccionamiento de pantallas urbanas

Las pantallas urbanas o también conocidas como urban screen son pantallas LED, LCD y plasma gigantes situadas en zonas estratégicas de una ciudad con fines de promoción y publicidad, en otras ocasiones estas pantallas son consideradas arte debido a su amplia gama de luces y colores, provocan un efecto visual espectacular ante los ojos de cualquier “urbano´´ por lo que podemos decir que este tipo de pantallas tienen doble función, una funcional y otra estética.

pantallasGracias al avance tecnológico de nuestra época ha sido posible la creación y perfeccionamiento de estas pantallas urbanas, ya es posible ver una pantalla del tamaño de un camión con una buena resolución gracias a los megapíxeles.

Durante muchos años estas pantallas se utilizaban en las afueras de los edificios, con fines exclusivos de promocionar determinados productos o incluso anunciar eventos y contar noticias como una forma de comunicación urbana conectando tecnológicamente con el consumidor a través de mensajes subliminales, es decir la fachada del edificio se convierte así en un medio de comunicación más, una mezcla de colores, sonidos, luces y tecnología hacen que sea posible que se transformen en una herramienta muy útil que cada día es utilizada por más países.

Debido a las grandes dimensiones que caracterizan a los edificios, éstos son mayoritariamente las zonas elegidas por la mayoría de los publicistas sobre las que instalar pantallas urbanas, gracias a sus amplias estructuras permite a las pantallas desarrollar una forma de comunicación masiva, capaz de transmitir miles de contenidos en pocos segundos. Como ya hemos dicho antes a parte de la función promocional de estas pantallas, también favorecen la estética del edificio dándole una luminosidad arquitectónica mucho más llamativa a la ciudad en su conjunto.